A Day To Remember – Common Courtesy (2013)

adaytoremember

¿Cómo hacer lo mismo sin que suene tan repetitivo?, no sé cómo se lo monta A Day To Remember para seguir haciendo el mismo sonido y seguir enganchándote como si de algo nuevo se tratara, eso me ocurre a mí después de escuchar cada trabajo de estos norteamericanos, y hoy toca Common Courtesy.

Ya lleva tiempo el álbum en el mercado (desde el 8 de octubre), y la sorpresa fue que no decepcionaron con el trabajo, y es qe un grupo con cierto status siempre tendrá la presión de sacar algo que valga la pena escuchar. Sigue usando esa fórmula “ADTR”: algo de pop, algo de punk y mucha energía, la receta perfecta de una banda post-hardcore.

Este grupo que con cada canción cambian la dureza o la delicadeza con que interpretarla, pero al momento de unirlas en el álbum se acoplan muy bien, las canciones se desmarcan lo suficiente para diferenciarlas, pero no tanto como perder ese factor “ADTR” o desarmonizar el CD.

La banda ha demostrado que madura trabajo tras trabajo, por algo están donde están. A día de hoy los calificaría como la única banda que no se quedó anclada en el típico post-hardcore, pues después de una oleada de bandas de este tipo, solo los de Florida han conseguido permanecer inmóviles en este estilo.

Cada canción de A Day To Remember es pegadiza, es de melodías sencillas pero efectivas y estribillos que te dan ganas de cantar sin parar. Quizás la formula “ADTR” siempre ha estado en sus estribillos, que siempre te motiva a seguir cantando a la par que los escuchas, Jeremy consigue transmitir la fuerza de la letra, ya puede ser un estribillo “depresivo” que él te lo hará cantar.

Comienzan haciendo a su ciudad natal con “City of Ocala”, una canción con una estructura muy sencilla y letra que llega a ser repetitiva, para comenzar el CD no me parece para nada la mejor. A continuación “Right back at it again”, apenas comenzar me da la sensación que no se había acabado la anterior pero acaba despegando, una letra muy positiva siendo fiel a la filosófica de grupo.

Sin duda mi favorita, “Sometimes you’re the hammer, sometimes you’re the nail”, en esta ya comienza a jugar con guturales y limpios, por lo que le da una estructura más dinámica. Le sigue “Dead & buried” canción llena de breakdowns toda ella, esta junto a otra que citaremos más adelante son las más duras del álbum.

“Best of me”, esta canción tiene un guiño o quizás un momento de déjà vu involuntario en el que me recuerda a un trozo de “Monument” (canción de For Those Who Have Heart), una canción con mucha energía, me ha dejado un buen sabor de boca. La acústica que está en todo CD de este grupo, hablamos de “I’m already gone”, un guiño a la nostalgia.

Volvemos fuertes con el single, “Violence (enough is enough)”, canción con voces más gritonas y con pequeñas alternancias de voces limpias, canción para quienes les gusta el ADTR más violento. “Life @ 9″ es la que sigue, una canción del montón, así “popera” a lo que nos tiene acostumbrados la banda de Florida.

Llegamos a “I surrender” que copia la estructura de una de sus canciones más conocidas “If It Means a Lot to You”, inicio lento que poco a poco se va endureciendo, sin duda la canción más floja, en mi opinión. Subimos el volumen tras un parón inesperado del álbum, “Life lessons learned the hard way” se llama, una explosión de rabia de tan solo 2 minutos, nos sorprende la banda con la duración de esta canción.

Otra vez… un parón en mi opinión innecesario, “End of me”, una oda a la nostalgia y los corazones rotos. Que más decir a partir de ahora, las canciones son la receta “ADTR”: “The documentn speks for itself”, “I remember”, esta última hablándonos de su experiencia al salir de gira.

Hasta aquí llega el contenido original del álbum, luego encontramos 3 “bonus track”:
Leave all the lights on
Good things
Same book but never the same page

A opinión personal el trabajo me ha parecido bueno, sigue mostrando la evolución de la banda, pues a mi parecer estos dos últimos álbumes destacan más que el idolatrado “Homesick”. En contra, diría que no me gusta nada el hecho de repetir la misma formula una y otra vez, pero como antes explique, lo enmascaran perfectamente. También me ha dado la sensación de demasiados descansos/bajones y canciones lentas.

Es un trabajo que te recomiendo si eres un amante del post-hardcore, seguro encontrarás nuevas canciones favoritas que añadir a tu lista de reproducción. Si eres amante de algo más “duro” y en su tiempo de “Homesick” escuchaste esta banda, siguen haciendo lo mismo, si tienes el anterior citado no hace falta que escuches este nuevo.

Canciones que destaco: Violence (enough is enough) –Single-, Sometimes you’re the hammer, Sometimes you’re the nail y Best of me

1 comment

  1. A mi me decepcionó por completo desde la primera escucha. Todo el álbum deseando que llegaran esos temazos tan esperados. Hubo un atisbo de eso con “right back at it again” y “sometimes you’re the hammer….” tras el decepcionante comienzo, pero el resto del álbum es repetitivo, pesado y carente de originalidad. Lo que dices tú, demasiados parones innecesarios y una falta de rumbo preocupante. Se salvan esas dos y “Violence”, el resto pasan demasiado inadvertidas.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *