Architects – Daybreaker [2012]

Apenas un año después de publicar The Here And Now, los británicos Architects han querido volver a sus orígenes y retomar ese sonido mathcore que caracterizó a sus primeros trabajos. Quién sabe si este repentino cambio ha sido propiciado por la decepción de algunos de sus fans (me incluyo), lo cierto es que este Daybreaker muestra un sonido más pesado y agresivo, aunque sin abandonar en ningún caso la melodía.

Pero este nuevo álbum no sólo nos muestra una evolución musical, en la que se combinan los mejores elementos de sus anteriores discos. Hay que destacar también las letras, con un fuerte contenido político, religioso (desde el punto de vista del ateísmo), social y de crítica hacia los medios de comunicación, que nos muestran al vocalista Sam Carter más reivindicativo que nunca.

Entrando de lleno en materia, el disco arranca con la intro “The Bitter End”, creando una atmósfera melancólica con su inicio lento a base de piano y sonidos electrónicos. El carácter in-crescendo con el que termina, permite que se enlace a la perfección con “Alpha Omega”, mi favorita del álbum. Constantes cambios de ritmo, sensación de caos absoluto por momentos, riffs muy técnicos, voces desgarradoras y un estribillo melódico y pegadizo.

Desde el primer momento nos damos cuenta de que las influencias del mathcore han vuelto a Architects. Tras el primer trallazo, llega “These Colours Don’t Run”, elegida como segundo single del álbum y probablemente una de las que mejor lo representan. La afinación de las guitarras, dos tonos por debajo del estándar (Drop C), hace que los breakdowns al final del tema suenen cargados de pesadez y contundencia.

Mientas que “Daybreak” recuerda bastante su anterior trabajo, la experimentación la encontramos en “Truth, Be Hold”. Una batería con un toque muy progresivo, unos riffs intrincados e imposibles de tararear y un Sam totalmente entregado en las voces consiguen engancharnos con otro gran tema.

Llegamos a “Even If You Win, You’re Still A Rat” (aquí el contenido político parece bastante claro, el título lo dice todo) y “Outsider Heart”, dos temas con colaboraciones especiales de Oliver Sykes y Drew York, respectivamente. “Devil’s Island” fue el primer adelanto del álbum, que pudimos escuchar en diciembre de 2011, y sin duda es otra de las mayores joyas que podemos encontrar aquí. Le sigue el tema más hardcore del álbum, “Feather Of Lead”.

¿Lo que menos me ha gustado? “Behind The Throne” y “Unbeliever”, las dos baladas que se encuentran en la recta final. Es posible que algunos no penséis lo mismo, pero a mí son los dos temas que han dejado más frío mientras los escuchaba, no me transmitieron nada y se me hicieron algo sobreproducidos. Sin embargo, esto no desmerece en absoluto al resto del disco.

Es un hecho que Architects no se sentían cómodos en la posición en la que se habían situado con su anterior trabajo. A pesar de haber tenido una fantástica aceptación en las radios británicas, el lugar que les corresponde no es ese. Por ello, han decidido publicar el que para mí es un digno sucesor de los álbumes Hollow Crown y Ruin, combinados con la melodía de The Here And Now. Mi puntuación para Daybreaker es de un 8/10.

4 comments

    • Antes de nada quiero decir que la puntuación para mí es la parte menos importante de las reseñas y a la que le dedico menos tiempo.

      Respecto a lo de que es su peor álbum, está claro que no pensamos igual. Puede que no sea lo mejor que han hecho, pero ni mucho menos me parece lo peor!

      Reply
  1. Pues para mi es el mejor album, de 9, junto a While She Sleeps el disco del año, tiene un profundidad, calidad y unos arreglos orquestales que son una maravilla, además la sensacion que me trasmite devil’s island para mi es insuperable.

    Reply
  2. Bueno, las puntuaciones siempre son relativas y al fin y al cabo siempre van a estar sujetas a la opinión personal del analista en cuestión. Yo mismo le habría dado hasta menor puntuación, no es uno de los discos que más me llame la atención de este año respecto al trabajo lanzado por otros grupos del género.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *