Bleed From Within – Empire [2010]

bleed_from_within01_website_image_yyqq_wxga

No podía faltar en esta sección un análisis musical de la banda escocesa de Deathcore Bleed From Within. Aunque se formaron a mediados del año 2005 gracias a un extended play de solamente 5 canciones, no han parado de esforzarse hasta conseguir dos álbumes de estudio: Humanity, lanzado al público el año 2009, y Empire, lanzado a principios del 2010. La banda actualmente sigue con una gran cantidad de fans y desean llevar su impresionante show en vivo a cualquier parte de mundo.

De la misma manera que ocurre con todos los géneros musicales, el estilo Deathcore ha llegado a un punto en su evolución que es bastante sencillo ver donde se encuentra el talento real. Hoy no es necesario alterar el sonido de manera drástica de otras influencias, tales como Awaken The Dreamers o Bring Me The Horizon, pero este grupo escocés ha demostrado un enorme potencial en su debut, aunque siendo realistas era necesario un giro para dar ese toque distintivo y personalizado en el mar de la mediocridad. Con su último disco, Empire, creo que la banda lo ha conseguido.

Si comparamos este álbum con el anterior, podemos darnos cuenta de que el primero tiene una melodía agradable, casi un total de media hora de riffs de guitarra bastante potentes y una interpretación vocal particularmente competente de Scott Keneddy. No obstante, al primer álbum le faltaba un golpe asesino y la chispa de la individualidad excepcional, por lo que Empire se centra en mejorar pequeños detalles que Bleed From Within habían establecido como núcleo de su sonido. Se basan sutilmente en esto, mejorar pequeños detalles que se combinan entre ellos para tener un impacto importante y sustancial.

El resultado está en que algunas líneas de guitarra son más melódicas, creando ritmos de vibración que están frecuentemente plasmado en todo el repertorio de canciones. Además, tienen un mayor sentido de la melodía, tiende a ser más distintiva y memorable, deteniendo la ferocidad constante de convertirse a prepotencia. De hecho, hay algunos estribillos muy breves en los que se observa unos blast beats increíbles, dando lugar a un sonido fresco y fascinante.

Por otro lado, Scott Keneddy es un vocalista bastante capacitado y que en Empire proporciona otra actuación un poco diferente, es decir, utiliza con más frecuencia un rugido de gama media que el monótono cambio entre altos y bajos que queda reflejado en las anteriores entregas. De hecho, su voz sigue siendo poderosa y eficaz, sin duda alguna. Lo mismo se podría decir de la técnica del tambor que el batería de la banda, Ali Richardson, ha incorporado en este nuevo álbum, demostrando su capacidad y soltura con las baquetas y el pedal.

De esta forma, Bleed From Within han fabricado un álbum que está lleno de sorpresas, aunque sigue incorporando algunas influencias musicales de Humanity. Por tanto, se puede decir que ha dado sus frutos bien merecidos, por lo que todos los álbumes que lanzarán en el futuro van a ser bastante prometedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *