Bring Me The Horizon – That’s The Spirit (2015)

Bring Me The Horizon

Bring Me The Horizon ha conseguido convertirse en una banda mundialmente conocida, llenando escenarios al alcance de pocos. Odiados por muchos, amados por tantos otros, no hay nadie que dentro del género no haya oído hablar de ellos. Pero si hay algo a lo que están acostumbrados, es a las críticas, pues los chicos del Reino Unido han tenido que lidiar con miles de ellas en los últimos años, y esta vez no ha sido menos.

La banda fue formada en 2003, donde gracias al éxito de su EP “This Is What The Edge Of Your Seat Was Made For” (2004) y su primer álbum “Count Your Blessings” (2006) consiguieron formar un pilar muy importante en la escena del Deathcore. En 2008 se produce un cambio, publican su amado segundo álbum “Suicide Season“, donde añaden toques de Metalcore que predominan sobre el estilo anterior. Después de este álbum, su guitarrista Curtis Ward dice adiós a la banda y es sustituido por Jona Weinhofen (actualmente en I Killed The Prom Queen), poniendo punto y final a su etapa más dura, una etapa extrañada por muchos de los fans.

En 2010 lanzan su tercer disco con el largo título de “There Is a Hell, Believe Me I’ve Seen It. There Is a Heaven, Let’s Keep It a Secret“, Metalcore en el que es notable el cambio radical tanto en el sonido, como en las letras. Este álbum amplió los géneros de la banda, introduciendo música electrónica y voces limpias. Personalmente, su mejor disco, combina todo lo bueno de sus trabajos anteriores y posteriores. En 2013 tiene lugar la salida de Jona y la publicación del álbum más famoso de toda su carrera, “Sempiternal“. Un álbum de Post-hardcore que bajo mi opinión marcó un antes y un después en el mundo del “core”, debido a que consiguió traer mucha gente al género que nunca antes se había atrevido a escuchar algo así.

Después del enorme éxito de “Sempiternal“, todo el mundo estaba esperando un nuevo trabajo que pudiera superarlo, y hace nada, cuestión de días, la banda ha publicado su quinto y nuevo álbum That’s The Spirit.

thats the spirit

Bring Me The Horizon ha cambiado a lo largo de los años, dando pasos, pero esta vez ha dado una zancada enorme. Era lógico que tras la salida de Jona después de grabar “Sempiternal“, la banda innovara para su siguiente trabajo, ya que en lugar de buscar un guitarrista sustituto, ficharon a Jordan Fish como teclista. Pero a pesar de eso, nadie se imaginaba un cambio tan grande. Este nuevo trabajo de Rock alternativo/Pop-rock ha sido producido por los propios Oliver y Jordan, y lanzado a través de Sony y Columbia.

That’s The Spirit combina optimismo con pesimismo. Oliver toca temas que le afectan directamente pero consiguiendo que el oyente se sienta identificado, como ya nos tiene acostumbrados. El disco empieza con “Doomed“, un sonido que te introduce de lleno en lo que va a ser el álbum. Esta canción consigue crear un ambiente de tensión e inquietud, dando paso a una hermosa melodía acompañada de una voz rozando el falsete. Refleja un momento tan bonito, que necesitas tiempo para darte cuenta de que en el fondo quiere decir que todos estamos jodidos.

La siguiente canción es “Happy Song“, con unas guitarras más agresivas, intentando crear un himno para esos momentos en los que te sientes muy deprimido y puede que cantar te haga sentir mejor. “Todos estamos jodidos de la cabeza, pero si cantamos un poco más fuerte para una canción feliz, tal vez olvidemos la causa“.

Justo después viene “Throne“, cargada de electrónica, que me recuerda al estilo de “Can You Feel My Heart“. El mensaje que intenta transmitir es el de nunca darte por vencido, construir tu propio trono con cada cicatriz. En “True Friends” podemos escuchar un sonido casi sinfónico con voces muy limpias y leves gritos intermedios, todo bajo el mensaje de una traición, pero no una cualquiera, una traición procedente de un amigo de verdad. “Follow You” por su parte, es una balada llena de electrónica.

El ecuador del disco llega con “What You Need“, una canción totalmente dentro del Rock alternativo, con un potente sonido de bajo y un fuerte estribillo. En “Avalanche” escuchamos algo melancólico acompañado de un sonido más animado, como si Sykes cantara una letra suicida mientras todo lo instrumental por detrás intentara animarlo. A su vez, en “Run” podemos escuchar un sentimiento de tristeza de nuevo.

La novena pista es “Drown“, la primera canción que la banda nos mostró del disco. He de admitir que desde el momento que la sacaron nunca me ha gustado, pero tras oírla en That’s The Spirit le encuentro sentido, es una canción que va muy bien con este nuevo sonido y que poco a poco me va agradando. Para terminar nos encontramos “Blasphemy” con una intro muy característica, y “Oh No” con un ritmo totalmente Pop y su “so be careful what you wish for“.

That’s The Spirit es un álbum que consigue transmitir todo aquello que se propone. Los teclados de Fish tienen un protagonismo enorme y dan forma al sonido, mientras que la guitarra de Lee Malia está menos presente que nunca, pero llega justo en los momentos donde Sykes se llena de agresividad. He echado mucho de menos esa fuerza que aún conservaban en “Sempiternal“, pero a pesar de eso, el álbum me ha agradado.

Me parece un disco muy bueno dentro del Pop-rock/Rock alternativo, con el inconveniente de no ser un verdadero disco de Bring Me The Horizon, pero eso ya importa poco, porque este es el nuevo estilo de la banda y no creo que vuelvan algún día a lo anterior, ojalá me equivoque. Yo al menos (cosa que os aconsejo), lo he escuchado y juzgado bajo el punto de vista de un álbum del género que le corresponde y para el que está pensado, sin dejarme influenciar de que se trata de ellos, pues para escuchar algo de su estilo tenemos los trabajos anteriores.

Sinceramente, espero que lo disfrutéis. Es el cambio más grande que ha dado la banda en toda su carrera y merece la pena escucharlo, al menos por curiosidad. No hay que juzgar ni criticar un disco sin antes haberlo escuchado, una canción o dos no te dicen nada, y quizá con That’s The Spirit os llevéis una sorpresa.

Aquí os dejo el enlace para que podáis escucharlo en Spotify.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *