Sean Ashe – “Flux” (2016)

flux

Sean Ashe no es el personaje más reconocido de la escena, no es el músico de renombre al que toda persona acude cuando necesita escuchar la música más compleja, más progresiva, más entretenida; Sean es un músico que todavía está dando sus primeros pasos en la escena y es que, si bien este muchacho está haciendo música desde el año 2013, presentándonos dos muy hermosos singles, como lo fueron “Luminescence” y “Hemisphere” no fue hasta este año que pudimos escuchar a plenitud todas las ideas que el señor Ashe ha estado cocinado con el pasar de los años y solo puedo decir que el resultado es completamente exquisito.

Flux es el título de esta majestuosa producción, que nos presenta 8 hermosos temas del Progressive Rock más increíble que he escuchado en muchísimo tiempo, tanto que solo puedo comparar la emoción que sentí al escucharlo con la misma emoción que “Muse” de Polyphia causó en mí, siendo ambas producciones, de mis favoritas dentro del ámbito instrumental puesto que estos dos discos saben cómo transmitir esa emoción, esa felicidad y esconderla muy bien dentro del sonido de los instrumentos, que juegan entre sí de formas muy bonitas y que lejos de tornar aburrido el ambiente, pueden cautivarte y motivarte más y más a medida que corren los segundos y cada nota es tocada.

Profundizando acerca de Flux, puedo contaros que el disco es un carrusel de emociones, Sean ha sabido cómo plasmar distintos tipos de emociones diferentes en cada tema y hacer un remolino con ellas, siendo el resultado una producción muy diversa, capaz de enamorar a todo tipo de oídos, mostrándonos facetas de Rock Progresivo, de Blues, agregando elementos del más exquisito Jazz y a su vez, añadir voces en coro, en las capas inferiores de algunos temas, haciendo que escuchar todo lo que ha formulado, sea una experiencia placentera, algo que tu cuerpo no sabía que necesitaba, pero que desde que le das play por primera vez, vas a necesitarlo siempre en tu día a día, puesto que Sean ha logrado algo que muy pocos músicos logran actualmente: llegar a las emociones de su público.

Pero, ¿a qué me refiero con el hecho de que Sean es capaz de llegar a las emociones de su público? Pues, a algo muy sencillo, el disco es capaz de presentar felicidad en su estado puro, es capaz de que todo lo que él sentía mientras escribía cada canción, pueda ser sentido por la gente a medida que escucha cada tema del disco y sobretodo, es capaz de, mediante el sonido de su guitarra, decirle a la gente que de alguna u otra manera, la vida es bella y que la música es una forma muy clara de demostrarlo.

Concluyo mi reseña del disco, simplemente comentando que muy pocas veces van a encontrar una producción como Flux tan pura, tan emocionante, tan interesante, es muy complicado que un músico sea capaz de plasmar tanto en solo treinta minutos y Sean Ashe lo ha logrado y con creces. No quiero adentrarme demasiado, despedazando cada tema del disco puesto que mi intención es no robarles ni una pizca de esos sentimientos, solo puedo afirmar que al terminar el disco, te sentirás feliz y completo de haber encontrado semejante pieza de arte musical.

VALORACIÓN: 9.5 / 10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *