Thirteen Bled Promises – “The Black Legend” (2015)

the black legend

La conocida banda de deathcore madrileña, Thirteen Bled Promises, ha publicado su más reciente trabajo, The Black Legend. Han pasado ya tres años desde su álbum debut Heliopause Fleets, donde sorprendió y consiguió muy buenas críticas. A continuación vamos a resumir lo que puedes encontrar en este nuevo CD. ¿Preparados para la abducción?

Son 10 las pistas que conforman esta grabación, para ser exactos, una intro (The Irrevocable Judgement Of The Inner World) y nueve canciones. A primera escucha, TBP te come de golpe, es un death con una atmósfera oscura sin olvidar que la temática del álbum está repleta de imaginería extraterrestre y el contacto de ellos con nuestro mundo, un contacto que no es lo más bonito que pudo haberle ocurrido a nuestra especie.

El trabajo de estudio llevado a cabo en esta grabación es excelente, no puedo poner ninguna pega. A la hora de escucharlo puedes percatarte de casi todos los elementos que puedan aparecer en la canción, quizás el bajo entre tantos riffs veloces, se pierda al oído común, pero es algo totalmente normal.

Comencemos con los puntos que me gustaron de la producción. En primer lugar, la velocidad de los riffs, es algo que con solo imaginarlo en directo se me pone la piel de gallina, esos riffs blackmetaleros forzados a su máximo, pero lo suficiente para no acabar sonando a ruido, es algo bonito de escuchar y más a dos guitarras. Como segundo, algunos riffs te teletransportan a otro planeta, como por ejemplo, el final de “Biblephagy Slender Phytobezoars”, ya que elementos así en la canción hacen que esta destaque.

Otro punto a destacar es el uso de varios registros en la voz, quizás no se nota tanto en las primeras impresiones, ya sea porque se pierde en los riffs o das “por sentado” que ahí tiene que ir un cambio de voz así, fuese la razón que fuese, lo acabé valorando. A destacar, mis temas favoritos de esta producción diré que son: “Biblephagy Slender Phytobezoars”, single y videoclip que hizo que tuviese curiosidad por este The Black Legend, y como segundo tema me quedaré con “Death Of An Alien”, canción en su mayoría instrumental transmitiendo de muy buena manera un carácter fúnebre, como la propia canción lo indica.

¿Y que ha sido lo que no me gustó tanto? Todos tenemos cosas que gustan y que no, y en concreto de The Black Legend no me gusto lo difícil de digerir que se hace el CD, cuesta mucho, al menos personalmente, el poder pillarle el punto. La música que hace TBP es para un público muy exclusivo, tienes que estar muy metido en el death y derivados, para disfrutar de este CD a la primera. Otro hecho es el que finalmente acaba haciéndose monótono el álbum; de hecho, lo disfruté más escuchando canciones sueltas, o solo escuchando las canciones que para mí sobresalen ya aunque la voz cambiase de registros, no lo hace tan a menudo como a mí me gustaría, o cuando lo hace es haciendo un apoyo a la pista vocal grave, es algo que tiene más que ver con un gusto personal, tampoco soy el mayor amante del “death”, ni lo defiendo a capa y espada.

Y el último hecho viene enlazado con el anterior, ya que como se me hace monótono, llega a parecer un álbum muy largo. Seguramente algún tema más tipo “Death Of An Alien” hubiese añadido una pausa más, o el hecho de enlazar está ultima con “The Day After Roswell” no fue acertado, pero es la línea explicativa que ellos decidieron usar para este disco. Dos bajones muy seguidos, que acaban haciendo el final algo raro.

A título personal, es un CD que sí ha marcado una diferencia con su predecesor, Heliopause Fleets, pero no el suficiente puesto que esos tres años sin material nuevo han dado paso a nuevas caras en el panorama nacional y han hecho ver que ya no vale hacer las cosas bien, hay que hacerlas excelentes. Me esperaba algo con más contundencia, no sabía cómo describirlo, aunque lo podría resumir en que me habría gustado ver una mejor evolución puesto que imaginaba que destacarían algo más. En definitiva, un buen trabajo que me acaba sabiendo a poco ya que quizás me esperé demasiado y esto hizo que no superase mis expectativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *